martes, 14 de agosto de 2012

LOS VINOS DE FREIXENET DE MEXICO


El vino es la bebida dietética más importante
de  uso continuo en la historia de la humanidad.

ANDRÉ TCHELISTCHEFF
(1901-1994)

El Grupo Enológico Mexicano ha realizado, desde enero de 1995 y hasta el día 13 de agosto de 2012,  doscientas veintiún catas “ciegas” de vinos,  de diecinueve países. En  ese crecido número de degustaciones, tendientes a conocer las cualidades y características organolépticas de los caldos evaluados, se han registrado repeticiones en la presencia de las empresas participantes. Este es el caso de la bodega vitivinícola Freixenet de México ---sita en el municipio de Ezequiel Montes, en el estado de Querétaro---, cuyos vinos han sido analizados previamente en cinco ocasiones, siendo la sexta la correspondiente a la cata número 221, celebrada el lunes 13 de agosto de 2012, a la cual hago referencia en este artículo. El hecho de que hayan tenido lugar estas seis catas señala, de manera ostensible, la confianza que los sucesivos directivos de esta bodega mexicana, ubicada en las proximidades de la población de Tequisquiapan, han tenido en las evaluaciones realizadas por los catadores del Grupo Enológico Mexicano. Igualmente son numerosas las visitas a la hermosa Finca Doña Dolores  --sede de Freixenet de México---, realizadas por los miembros de esta agrupación de enófilos, en ocasión de diversas festividades enológicas, en las cuales han sido degustados los vinos de esta acreditada empresa vitivinícola mexicana.  

Esta es la relación de esas degustaciones analíticas. En la cata “ciega” número 114, celebrada el domingo 13 de febrero de 2005, fueron degustados cuatro vinos a la orilla de Lago de la Luna, en el cráter del Nevado de Toluca, a una altitud de 4.216 metros sobre el nivel del mar. Esta fue la segunda cata (de las quince que han tenido lugar hasta ahora)  en la alta montaña de México, en un paraje geográfico cuyas coordenadas fueron registradas en el aparato denominado General Positioning System (G.P.S.) con estas cifras: 19°07’57.2’’ Latitud Norte y 98°38’58.7’’ Estas catas a grandes alturas han permitido apreciar los cambios que tienen lugar en los vinos, ya que al disminuir el peso de la atmósfera en el interior de la copa (en esos elevados parajes montañosos la presión barométrica corresponde a un sexto de la que existe a nivel del mar) los ésteres y los aldehídos de los vinos se liberan de manera más acentuada, y con ello es posible detectar que los aromas son percibidos por los catadores con  mayor intensidad. En esta degustación participó Josep Antón Llaquet, a la sazón enólogo y gerente de Freixenet de Mèxico.   

Un año más tarde, en la cata número 131, que tuvo lugar en un salón del hotel Marquis Reforma, el lunes 27 de marzo de 2006, fueron catados seis vinos. En la cata 158, del martes 25 de marzo de 2008, realizada en el mismo sitio,  la degustación fue de ocho vinos. Para la cata número 169, la décimo segunda en la alta montaña, el paraje montañoso elegido fue el que lleva por nombre Altzomoni, frente a la Iztaccíhuatl, a una altitud de cuatro mil metros sobre el nivel del mar. El domingo 8 de febrero de 2009 allí catamos cinco vinos de esta bodega mexicana, y uno de los catadores fue Jordi Fos, a la sazón enólogo y gerente de Freixenet de México.

Un mes más tarde, el sábado 21 de marzo de 2009, se llevó a cabo la cata número 171, que vino a ser la Primera Cata en México en Globo Aerostático, en la población de Tequisquiapan, Querétaro. En cuatro globos los catadores del Grupo Enológico Mexicano, acompañados por Jordi Fos, ascendieron a una altura de mil metros sobre el nivel del suelo, y a bordo de esos vehículos aéreos efectuaron la cata de tres vinos: un espumoso, un blanco y un tinto.

Cabe agregar que el día 10 de noviembre de 1986 fue  inaugurada la planta Freixenet de México, sita en las goteras de la población de Ezequiel Montes, en el kilómetro 40.5 de la carretera San Juan del Río a Cadereyta. Las cavas subterráneas ocupan una parte del predio rural de cincuenta hectáreas, (sembradas de las siguientes variedades; Ugni Blanc, Macabeo, Merlot, Cabernet Sauvignon, Chardonnay y Pinot Noir), y se ubican a una profundidad de veinticinco metros, donde la temperatura es casi constante de doce grados centígrados durante todo el año. Allí reposan aproximadamente cuatro millones de botellas.

La producción de los vinos tranquilos representan el 5 % del total (75.000 litros), y el de vinos espumosos (elaborados conforme al Método Tradicional, antaño denominado Método Champenoise) corresponde al 95% (cantidad equivalente a 1.5 millones de litros.

La cata “ciega” mensual número 221  del  Grupo Enológico Mexicano, correspondiente al mes de agosto de 2012, tuvo lugar en el salón “Decanter”, del hotel St. Regis México City. Ese día fueron degustados  ocho vinos de Freixenet de México, bodega de la cual es ahora gerente el enólogo catalán Lluis Raventós Llopart, recién llegado a México, en substitución de Jordi Fos, quien retornó a su natal Cataluña a ocupar un puesto directivo en la empresa matriz Freixenet..

La Mesa de Catadores estuvo integrada esa tarde por los siguientes enófilos: Patricia Amtmann,  Alejandra Vergara, Raymundo López Castro, José del Valle Rivas, Gustavo Riva Palacio, Darío Negrelos, Mauricio Romero, Carlos Ruíz, Roberto Quaas Weppen y  Miguel Guzmán Peredo.

Las calificaciones están basadas en los parámetros que maneja el Grupo Enológico Mexicano. Aquellos vinos cuya calificación oscila entre los 50 y los 59 puntos son considerados “no recomendables”. Si la puntuación se halla comprendida entre los 60 y los 74 puntos, son juzgados “bebibles”. Una calificación entre los 75 y los 84 puntos permite evaluarlos como “buenos”. Si el puntaje oscila entre los 85 y los 94 puntos, son juzgados “muy buenos”. En el caso de que la calificación esté comprendida entre los 95 y los 100 puntos, entonces alcanzan la categoría de “extraordinarios”.

Los resultados fueron los siguientes:

Vinos espumosos:
1.- Viña Doña Dolores Chardonnay Brut Nature. S/A  Monovarietal 100% Chardonnay. 12.5%  Alc. Vol. Crianza mínima de 12 meses en botella, sobre las lías, después de la segunda fermentación. Calificación: 85.00   puntos. Precio: $230.00

2.- Viña Doña Dolores Brut Nature Gran Reserva. S/A Coupage de 40% Saint Emilion, 40%  Macabeo, 15% Chenin Blanc y 5% Pinot Noir. 11.5% Alc. Vol.  Crianza mínima de 24  meses en botella, sobre las lías, después de la segunda fermentación.. Calificación:  84.50  puntos. Precio: $185.00

2.- (Empate) Viña Doña Dolores Dulce. S/A  Coupage de 40% Saint Emilion, 40%  Macabeo, 15% Chenin Blanc y 5% Pinot Noir. 11.5% Alc. Vol.  Crianza mínima de 18  meses en botella, sobre las lías,  después de la segunda fermentación. Calificación:  84.50    puntos. Precio: $131.00

3.- Viña Doña Dolores Rosé Brut Nature.  S/A  Coupage de 90% Pinot Noir y 10% Macabeo. 12.5%  Alc. Vol. Crianza mínima de 18 meses en botella, sobre las lías, después de la segunda fermentación.  Calificación:  82.50   puntos. Precio: $146.00

Vino Blanco:
1.- Viña Doña Dolores Chardonnay, cosecha 2009. Monovarietal 100% Chardonnay. 12.5% Alc. Vol. Crianza de 1 a 3 meses en barrica. Calificación: 88.40  puntos. Precio:  $125.00

Vinos Tintos:
1.- Viña Doña Dolores  4 Regiones, cosecha  2009 Coupage de Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Malbec, Tempranillo, Merlot y Syrah (uvas procedentes de Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y Zacatecas). 12.5% Alc. Vol. Crianza de 4 meses en barrica nueva francesa y estadounidense.  Calificación: 86.40    puntos. Precio: $ 297.00

2.- Viña Doña Dolores Gran Reserva, cosecha 2006 Coupage de 60% Cabernet Sauvignon y 40% Malbec. 12.5% Alc. Vol.  Crianza de 14 meses en barrica de roble estadounidense y posterior reposo en botella durante 10 meses. Calificación: 84.70     puntos. Precio: $ 233.00

3.- Viña Doña Dolores Crianza, cosecha 2009  Coupage de 60% Cabernet Sauvignon y 40% Malbec. 12.5% Alc. Vol. Crianza de 8 meses en barrica estadounidense y posterior reposo en botella durante 8 meses. Calificación. 82.70   Puntos. Precio: $184.00

Al finalizar la cata evaluativa los catadores disfrutaron de una exquisita cena, preparada por Sergio Esquivel, Sous chef del hotel St. Regis México City. Primeramente un Amuse Bouche. A continuación una delicia,  Caracoles en mantequilla de perejil y estragón. El platillo principal fue Filete Mignon a la parrilla, con salsa de pimienta, Spätzle y champiñones rostizados (un manjar de señalada sabrositud) , Concluimos con el postre: Coco Cassis con pan de especias, mousse de caramelo, sorbete de coco y jarabe de marrasquino, y con un aromático café express. Los vinos para acompañar estos guisos fueron Viña Doña Dolores Chardonnay Brut Nature,  Viña Doña Dolores Chardonnay, cosecha 2009, y Viña Doña Dolores  4 Regiones, cosecha  2009.